Leguminosas pratenses y anuales

Alfalfa

Alfalfa

Medicago sativa

La alfalfa es una leguminosa forrajera conocida desde la antiguedad como "reina de las plantas forrajeras", por la cantidad y calidad de forraje que produce. Es un cultivo bien adaptado y extendido en los valles y altiplano de Bolivia. La especie Medicago sativa tiene su origen en las regiones altiplánicas de Irán y la Peninsula Arábica donde se encuentran ecotipos semejantes.

Ver más

Trébol rojo

Trébol rojo

Trifolium pratense

De origen europeo-asiático. Es una forrajera de la familia de las leguminosas. Es una alternativa para el cultivo de la alfalfa porque tiene el mismo valor nutritivo y rendimiento en forraje, es similar a la de la alfalfa. Se cultiva en zona de valles, cabeceras de valle y altiplano, en especial en lugares donde hay mucha humedad en el suelo.

Ver más

Trébol blanco

Trébol blanco

Trifolium repens

Originario del Mediterráneo.

Ver más

Vicia villosa Dasycarpa

Vicia villosa ssp. Dasycarpa

Vicia villosa ssp. Dasycarpa

Leguminosa anual que se adapta a zonas de valle y zonas altas, desde los 2500 msnm, prosperando en zonas tradicionales de rpoducción de forraje, tolerando condiciones tanto de sequía como humedad. Es una especie apta para asociar con cereales.

Ver más

Arveja forrajera

Arveja forrajera multipropósito

Pisum sativum

La importancia actual de la arveja como planta agrícola se debe principalmente a que su semilla es rica en proteína, la cual se destina para el consumo en fresco y seco, aunque también se utiliza toda la planta para heno asociado con un cereal como la avena. Se comporta muy bien en clima templado y templado-frío, con buena adaptación a períodos de bajas temperaturas durante la germinación y primeros estados de la planta lo que favorece su enraizamiento y macollaje.

Ver más

Haba

Haba

Vicia faba

El haba es la leguminosa de mayor consumo en la zona andina de Bolivia tanto en fresco como en grano seco. La planta de haba al ser leguminosa, es un restaurador de la fertilidad de los suelos. Cuando el cultivo de haba entra en rotación con cereales o tuberculos además de disminuir la población de malezas, plagas y enfermedades, siendo beneficioso para el siguiente cultivo. Además de hacer la agricultura más sostenible y sustentable en zonas alto andinas, es una de las pocaas leguminosas que se adaptan a la agroecología de la región andina.

Ver más